En el año 1939, D. Antonio Fuentes Rodríguez y otros, pensaron en erigir una Capilla cerca del lugar donde trabajaban. Y con el empeño de ese hombre que impulsó la idea de la edificación D. Antonio Fuentes Rodríguez y de D. Cándido Orbañanos, ambos alma y vida de la construcción.

Aunque esta idea no era nueva ya que el 19 de junio de 1897 se había solicitado la construcción de un templo para rendir culto a Nuestra Señora del Carmen, para los trabajadores de la Almadraba denominada del "Príncipe", que usufructúa D. Ramón Roméu Portas, atendiendo a las demandas de la gente de la mar que pedían un templo para su Patrona, al haber desaparecido la ermita del Carmen, clausurada el 28 de marzo de 1892, situada en el puente Almina (que se derribó en septiembre de 1892, para sustituirlo por uno más moderno). La imagen de la Virgen del Carmen, se trasladó al Santuario de Nuestra Señora de África.



El día 3 de octubre de 1940, ante el Ilmo. Sr. Notario del Ilmo. Colegio de Sevilla, con residencia demarcada en Ceuta D. Diego López Moya, comparecen por una parte D. José María Tejero y Benito, Arquitecto, quien en nombre de la Junta Constructora de la Capilla de Nuestra Señora del Carmen en la Almadraba de Ceuta, otorga al Ilmo. Vicario Capitular de Ceuta D. Emilio F. García Fuentes, en nombre de la Iglesia, la tan ansiada Capilla con las debidas autorizaciones de las Autoridades Marítimas, Municipales y de la Junta de Obras del Puerto y libre de toda carga.

Una vez finalizada la obra que consistía en: "Un edificio, de una planta, para Iglesia, de una sola nave y habitación para sacristía, sobre la que se alza la torre; bajo la nave de la Iglesia, existe una cripta"; el día 1 de noviembre de 1940, a las 10:30 horas se llevó a cabo el acto de Bendición.

Aunque la Capilla debía recibir el título de "Nuestra Señora del CArmen", en el momento de la consagración, fue llamada "de Todos los Santos". Hubo que esperar hasta el 1 de noviembre de 1996, festividad de Todos los Santos, el Ilmo. Sr. D. Francisco Correro Tocón, Vicario General de la Diócesis de Ceuta, atendiendo al incremento de la devoción a Nuestra Señora del Carmen entre los habitantes de la Almadraba y otras barriadas cercanas, decreta que: "A partir del día de hoy pase a denominarse Iglesia de Nuestra Señora del Carmen y Todos los Santos".