APUNTES HISTÓRICOS


El 22 de agosto de 1972, el Ayuntamiento de Ceuta concedía licencia de obra a la "Junta de Padres de Familia de la Barriada Teniente General Manzanera", que presidía el por entonces sacerdote Pedro Gordillo Durán (q.e.p.d.), para construir "una modesta capilla".

Son los propios miembros de la Junta de Padres de Familia quienes, con su mano de obra, consiguen levantar los muros de esta Capilla, que empezó a conocerse popularmente como de San Bernabé.

Durante mucho tiempo fue el lugar donde numerosos vecinos de la barriada y alumnos del Colegio Vicente Aleixandre, recibieron los sacramentos, lo que testimonia la intensa actividad que consiguió desarrollar durante los años en los que estuvo abierta al culto en esta primera etapa desde su consagración.

En septiembre de 1987, el Padre Pedro es destinado a la Parroquia de Nuestra Señora de Los Remedios, comenzando a decaer la actividad en la Capilla que acabó cerrando sus puertas al Culto. A partir de este momento, Don Telesforo Carranza, vecino de la barriada, se encarga del mantenimiento de la Capilla consiguiendo mantenerla como lugar consagrado.

Durante este tiempo, la Capilla fue ofrecida a varias cofradías que declinaron la cesión, hasta que la Hermandad de la Pollinica, inmersa en un proceso renovador que le devolvería su carácter penitencial y totalmente independiente de la Corte de Infantes, solicita trasladarse a Manzanera.

Finalmente resuleta favorablemente la solicitud de la Hermandad del Domingo de Ramos, el 21 de septiembre de 1992 la Vicaría de Ceuta autoriza el traslado de la Hermandad hasta la capilla del barrio de manzanera.

El Domingo de Ramos de 1994, la Cofradía realizaba su primera salida procesional desde la Capilla, que hubo de ser remozada para permitir la salida de los pasos, ya que originalmente la puerta de entrada era de pequeñas dimensiones y sobre esta había un coro, que hubo que derribar para poder agrandar la puerta.

En la solemnidad de la Anunciación de 2004, la Vicaría de Ceuta resolvía, a petición de la Hermandad, otorgar oficialmente un nombre a la Capilla, que desde entonces se denomina Capilla de Madre de Dios de La Palma y San Bernabé.

En noviembre de 2014, dan comienzo unas nuevas obras de remodelación de la Capilla. En esta ocasión la remodelación es total, redistribuyendo el espacio para poder albergar una zona dedicada a Casa de Hermandad y oficina, un almacén de pasos y el Templo. Se sustituye completamente la instalación eléctrica y se dota a las instalaciones de unos aseos de los que hasta entonces carecía.

Finalizados estos trabajos, el 22 de octubre de 2015 el Vicario General de la Ciudad y Obispado de Ceuta, D. Juan José Mateos Castro, bendecía la remozada Capilla de Madre de Dios de La Palma y San Bernabé.


EL TEMPLO

De planta rectangular y estructura sencilla, la Capilla consta de una sola nave con las paredes decoradas artísticamente con molduras y zócalos marmoleadospor el artista ceutí Jesús González Rubio.

La entrada al Templo está precedida de un atrio con naranjos y bancos de granito cerrados por una cancela a cuya izquierda se encuentra un azulejo de "Cerámica Santa Ana" con el nombre de la Capilla.

El atrio está presidido por otro azulejo también obra de "Cerámina Santa Ana", con la imagen de Nuestra Excelsa Patrona, Santa María de África.

La puerta de la Capilla, está flanqueada por sendos retablos cerámicos del Dulce Nombre de Jesús y Madre de Dios de La Palma. Estos azulejos, de gran factura, fueron realizdos por Emilio Sánchez Palacios.

Nada más entrar a la Capilla, a la izquierda, se encuentra una habitación con dos plantas dedicada a la priostía de la Hermandad, sobre cuya puerta de entrada figura una placa de mármol con la que la Hermandad quiso "perpetuar la memoria de D. Telesforo Carranza Coleto que se distinguió por su fervorosa dedicación y entrega a esta Capilla". A la izquierda de la puerta, otra placa, recuerda la bendición de la Capilla tras las últimas obras de reforma.

A la derecha de la puerta se levanta un altar con el Santísimo Crucifijo de la Misericordia. Se trata de una imagen de un metro y veinte centímetros, que representa al Señor muerto en la Cruz. De esta imagen se conserva factura original, gracias a la que podemos recordar que fue adquirido en un taller de la cuesta del Rosario de Sevilla el 1 de Abril de 1974. La factura, en la que puede leerse "crucifijo en gubia, 120 cms.", está expedida a nombre de D. Eduardo Fernández Amador, destacado cofrade de la querida Hermandad del encuentro. Como curiosidad, y prueba de la dedicación anteriormente mencionada del Sr. Carranza con la Capilla, en la factura se especifica "retirado por D. Telesforo Carranza Coleto".

Junto al crucificado, recibe culto una pequeña imagen de la Virgen. Se trata de una talla en madera, de tamaño académico y que represent a la Santísima Virgen sedente y con el niño en brazos. De esta talla, no se dispone de ninguna información que nos aclare su origen. Junto al crucificado y la Virgen, encontramos una imagen de San José, de tamaño similar al de la imagen mariana.


Junto al crucificado, recibe culto una pequeña imagen de la Virgen. Se trata de una talla en madera, de tamaño académico y que represent a la Santísima Virgen sedente y con el niño en brazos. De esta talla, no se dispone de ninguna información que nos aclare su origen. Junto al crucificado y la Virgen, encontramos una imagen de San José, de tamaño similar al de la imagen mariana.

El presbiterio, se encuentra elevado sobre el resto de la Capilla y en él se encuentran los altares de los Titulares de la Hermandad, el Dulce Nombre de Jesús (Juan Ventura, 1988) a la derecha y San Juan Evangelista (Juan Ventura, 1993) a la izquierda, ambos sobre fondo de damasco con molduras doradas. En el centro, el Sagrario y el camarín de Madre de Dios de La Palma (Juan Ventura, 1987).

El Sagrario, la mesa de altar y el ambón, fueron realizados en 2015 en madera y pan de oro por hermanos de la Cofradía, siguiendo el diseño y la dirección de Jesús González. El Sagrario se encuentra flanqueado por dos grabados con motivos marianos y sacramentales, obras también de Jesús González.

El Camarín de Madre de Dios de La Palma, al igual que el resto de la Capitall, fue decorado por González. Siguiendo el estilo del resto de la Capilla, aunque en distintos tonos de blanco, beige y dorado, el zócalo está marmoleado y la parte superior, separada por una moldura, está decorada con damascos y molduras. El techo alberga un mural representando un compimiento de Gloria con dos ángeles, también obra del mismo artista. Como curiosidad, al observar la Gloria desde la Capilla, podría parecer que los ángeles están situados al revés, sobre todo si lo comparamos con la manera en que se sitúan las glorias de los techos de palio, pero lejos de tratarse de un error, el artista explicó que pretendía situar a los querubines "para que la Virgen los viera derechos".

Entre el techo y la pared trasera, unas molduras doradas contienen letanías de Nuestra Señora en latín.

La embocadura del camarín está enmarcada por un trampantojo con una moldura y motivos ornamentales, rematado con el símbolo mariano flanquado por dos palmas.

A ambos lados del presbiterio, y tras cortinas de damasco, se encuentran las puertas de la sacristía a la izquierda y la de acceso a las dependencias de la Hermandad al otro lado.



Normas Diocesanas
Hermandades y
Cofradías de Ceuta  
Cartel Hermandades de
Gloria 2017  
Revista Cruz de Guía y
Cartel Semana Santa
2017